30 agosto 2011

Definitivos, abrumadores y sin fraude


La Cámara Nacional Electoral dio a conocer esta tarde el escrutinio definitivo de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias del pasado 14 de agosto. Ricardito quedó segundo, a más de 8 millones de votos de la fórmula Cristina Kirchner-Boudou. Alfonsín consiguió superar a Eduardo Duhalde y ubicarse en el segundo lugar, así como que la presidente Cristina Kirchner logró aumentar aún más el porcentaje de votos que se le había calculado en el recuento provisorio. El escrutinio, realizado en base a las actas confeccionadas por los presidentes de cada mesa, concedió a la fórmula del Frente para la Victoria el 50,24%, es decir, 10.762.217 votos; 398.898 más que en el recuento realizado el mismo día de la elección. Hermes Binner (Frente Amplio Progresista) fue también otro de los perjudicados, ya que, pese a que conservó el cuarto puesto, perdió 0,08 puntos y terminó en 10,18%. Quinto, con la misma cifra que en el recuento provisorio, se ubicó Alberto Rodríguez Saá (Compromiso Federal) con 8,17%.
El ministro del Interior, Florencio Randazzo, anunció el resultado definitivo de las elecciones primarias realizado por la justicia electoral, destacó que la diferencia entre el resultado provisorio y el definitivo fue del 0,03 por ciento, y criticó a los medios monopólicos y a la oposición que cuestionaron los resultados, "dañando a la democracia". (ver)

Bastaba con titular: "No hubo fraude" pero el monopolio se las ingenio para desvirtuar los anuncios. Los gritos de Obarrio (el periodista de La Nacion) increpando al ministro Randazo, mas que preguntando "chicaneando" al funcionario fue utilizado para negar la realidad, recurrir asi a la clasica victimización. (ver) Despues, como es de rigor, entra en escena ADEPA (la camara de patrones mediaticos), la SIP, los politicos y periodistas cercanos a los intereses del monopolio.



El gobernador Hermes Binner se puso definitivamente la camiseta de Clarín y calificó de “desafortunado” el planteo realizado por el ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien acusó a los diarios opositores de “atentar contra la democracia” por difundir las denuncias sobre presuntas irregularidades en el escrutinio provisorio de las primarias. “Randazzo podrá disentir con los medios, pero no puede decir que la culpa de todo lo que pasa es de los medios”, puntualizó el candidato presidencial por el Frente Amplio Progresista (FAP). Jorge Lanata también criticó los dichos del funcionario y disparó: “Randazzo parece Luis XIV diciendo «El Estado soy yo». Y se equivoca si cree que la democracia es sólo el Gobierno, así hayan ganado con el 95 por ciento”.
En declaraciones a Radio Dos, el candidato presidencial socialista manifestó que Randazzo debe buscar "la superación de los conflictos y no usarse para agredir al otro", y se mostró en contra de "partidizar un espacio que debería ser de conciliación".
El pasado martes, Randazzo responsabilizó a los diarios Clarín y La Nación de omitir y tergiversar información y dijo que, "junto a miembros de la oposición", intentaron "empañar" el acto electoral, "poner en riesgo la calidad institucional" y "atentar contra la democracia".
"No queremos dejar pasar por alto la responsabilidad de ciertos medios, fundamentalmente, del multimedio Clarín y del diario La Nación, de los dirigentes que terminan siendo funcionales a los monopolios mediáticos con una actitud claramente atentatoria contra la calidad institucional, que atenta contra la democracia y contra la transparencia de un sistema electoral", apuntó el ministro.
"Randazzo podría disentir con los medios, pero no puede decir que la culpa de todo lo que pasa es de los medios", puntualizó Binner.

Lanata contra el vidrio

Alguna vez, Jorge Lanata era capaz de sorprender casi cotidianamente. Cual joven terrible e inteligente que parecía ser, sus ideas agradaban a vastos sectores populares y escandalizaban a los más conservadores.
Pero hoy nada queda de aquel Lanata revulsivo, sorprendente... Hoy, el Lanata actual, es perfectamente previsible: a nadie sorprende y a muchos menos puede sorprender que sean los sectores concentrados y conservadores los que lo convocan para que escupa sus diatribas antikirchneristas en los diarios monopólicos.
Del dicho al hecho, La Nación fue a buscarlo para que "opine" sobre la polémica alrededor de las palabras del ministro Florencio Randazzo y la autodefensa del derecho a la mentira y a la tergiversación ejercida tanto por el diario de los Mitre-Saguier como por el de Noble-Magnetto.
"Están pidiendo que los periodistas tomemos nota y obedezcamos", resumió su opinión un presuroso Jorge Lanata al ser requerido, a lo que agregó "Randazzo parece Luis XIV diciendo «El Estado soy yo». Me parece que se equivoca mucho si cree que la democracia es sólo él o sólo el Gobierno. La democracia no es el Gobierno, así hayan ganado con el 95 por ciento", sentenció.
Luego, se le dio por la burda ironía: "Me parece que lo que tendría que hacer el Gobierno es expropiar Clarín y La Nación para evitar las malas interpretaciones. Deberían sincerarse y darle Clarín a Spolsky, La Nación a Barone y Canal 13 a Electroingeniería. Sería lo más sano y evitarían los malos entendidos".
No conforme, aventuró: "Es probable que esto afecte en las elecciones...", dijo el creador y co-vaciador de Crítica, quien habrá olvidado sus anteriores pero recientes vaticinios sobre "el fin de la era kirchnerista", previas a las primarias del 14... (Fuente Redaccion Rosario ver)